El ascenso de Temuyín, kan de kanes

“El victorioso tiene muchos amigos, el vencido posee buenos amigos”

La estepa mongola, inconmensurable y agreste en todo su ignominiosa magnitud, una extensión de planicies y llanuras, salpicada de prados, desiertos y cadenas montañosas, donde fieros y aguerridos clanes de belicosos jinetes combatían por la supremacía de esta inhóspita y gélida región.

Nos encontramos en el año 1162, la mujer de un poderoso kan da a luz a un pequeño llamado Temuyín ( que en mongol significa “el mejor acero”) , cuyas futuras conquistas y victorias serían maldecidas entre susurros de odio y miedo.

yurt
Una yurta es una tienda de campaña, cuyo uso se halla ampliamente extendido por los nómadas esteparios de Asia Central. Distintos pueblos la han usado desde la Edad Media, entre ellos, los mongoles. Esta reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Temuyín era originario  de una pequeña aldea de la región de Dulun-Boldaq, al noreste de Mongolia,  y era el vástago de un poderoso kan (que significa “máximo-gobernante” en turco-mongol) denominado Yesugei, reverenciado por sus campañas contra los tártaros y otros pueblos de la estepa . El pequeño se crió en el seno de una sociedad nómada y feudal, cuya tradición ganadera y cazadora se remontaba decenas de años atrás. Los mongoles eran un pueblo raudo y fuerte, conocidos por su pericia como arqueros y su habilidad a la hora de cabalgar. Se desplazaban en yurtas, en busca de tierras para el pastoreo y presas para subsistir.

6-Chapeau
Chamán mongol, sosteniendo, lo que parece ser el órgano de algún animala modo de ofrenda.

Sus creencias y tradiciones se hallaban fuertemente ligadas a su tierra natal y eran de índole chamanista, por lo que los mongoles reverenciaban la naturaleza y poseían un amplio respeto por los elementos y todo lo que habitase en ellos, dogmatizando la creencia de que todo lo que les rodeaba consistía en un mundo ultraterreno, habitado por los espíritus de personas, animales y demás entidades naturales. Los sacerdotes mongoles o chamanes eran conocedores de esta dimensión y capaces de penetrar en ella mediante ritos y otras prácticas animistas, llegando a poder comunicarse con estas fuerzas sobrenaturales y pudiendo así predecir el tiempo, actuar como videntes o sanar a algún miembro de la tribu.

Pero ante todo, se trataba de una sociedad guerrera cuya pasión por la conquista no tenía límites. Yesugei, padre de Temuyín y kan de aquella tribu, fue envenenado un fatídico día por los tártaros al compartir una empozoñada comida con sus mortíferos enemigos, mientras regresaban de una travesía para elegirle una mujer a Temuyín.

“No menosprecies al cachorro débil, podría convertirse en un tigre feroz”

Tras la muerte de su progenitor, Temuyín sucede a su padre como jefe de su clan a la tierna edad de diez años. La favorable situación de su floreciente comunidad se ve truncada debido al consecuente abandono de los clanes que apoyaban al fallecido kan. A partir de este fatídico instante, el joven guerreo y su familia se ven abocados a la indigencia, alimentándose de la recolección agrícola y de la pesca. Esta situación se vio notablemente agravada por la persecución y el acoso que sufrieron por parte de los clanes vecinos, que buscaban ocupar la posición del heredero de Yesugei.

199463_1358905891_large
Apariencia de un guerrero mongol, izquierda: infantería ligera, derecha: pesada.

Tras la participación en algunas batallas e incursiones por todo el territorio mongol, Temuyín acabaría atrayendo a muchos jóvenes guerreros, que como él se hallaban en la indigencia o sus clanes se hallaban en un estado de decadencia total. El primero y más leal de estos simpatizantes fue Boghurtschi, que con el tiempo acabó convirtiéndose en su mejor amigo y miembro de la futura guardia imperial. Otra figura de notable relevancia fue Jamukha, un joven perteneciente a la alta alcurnia, que realizó el juramento de anda o “hermano jurado”, al igual que Boghurtschi. La aristocrática posición de Jamukha pudo haber contribuido en gran medida a la ascensión de Temuyín al poder, a pesar de que el primero de éstos acabase volviéndose en contra de su amigo de la infancia. Más importante aún resultó el apoyo de Togril, kan de los keraitas y antiguo aliado de su padre que acabó aceptándolo como jefe de segunda fila.

Tiempo después ocurriría un incidente que ayudaría al joven guerrero a consolidar su posición como el reverenciado jefe de su tribu: Borte, esposa de Temuyín, es secuestrada y hecha prisionera por un clan enemigo. Temuyín ya se halla en condiciones de pedir apoyo militar, por lo que su clan y el de Jamukha se lanzan al exterminio de los captores su cónyuge. El hostil clan es derrotado y masacrado y Borte rescatada, por lo que nuestro bravo protagonista consigue atraer aún más seguidores a su causa. Tras una disputa con un Jamukha celoso de su poder, éste acaba dándole la espalda a su amigo provocando que muchos clanes acaben uniéndose a las filas del heredero de Yesugei.

Conquistador de los tártaros

Khabul_Khan
Qabul Khan, bisabuelo de Temuyín, líder de la confederación tribal Kharmag mongol y azote de la dinastía Jin.

Posteriormente se da una campaña promovida por los yurchen en China para acabar con los tártaros que plagaban el oeste ( éstos últimos habían sido utilizados para aniquilar a Qabul Kan , bisabuelo de Temuyín,  y sus tropas y se habían convertido en una presencia amenazadora para los dominios chinos ). Togril (kan y antiguo aliado de Yegudei) y Temuyín acudieron raudos y veloces para acabar con la amenaza tártara, vengando así al progenitor de Temuyín y sometiendo definitivamente a aquella belicosa estirpe de guerreros sanguinarios. Tras la campaña, los tártaros cesaron en ser un pueblo independiente y acabaron siendo sometidos por ambos clanes. Tanto Togril como Temuyín recibieron méritos por parte de los chinos, siendo el segundo de éstos nombrado solamente “wang” (que significa rey en chino), dando por entender así que Temuyín se hallaba claramente subordinado a Togril que recibió la distición de “wang-kan” (rey de reyes). Ambos aliados empezaron a reunir un considerable poder, tras dominar y derrotar a muchas de las tribus vecinas.

La guerra civil

Un resentido Jamukha volvió del olvido al percatarse de la inmensidad y el poder que la horda de Temuyín había acumulado, por lo que reunió a una coalición de tribus resentidas con el joven guerrero para hacerle frente y detener su ascensión. El kan Togril también empezó a temer a Temuyín y desarrolló una actitud hosca y se mostró reacio a colaborar con las ambiciones imperialistas del joven conquistador. La alianza entre Togril y Temuyín se rompe definitivamente cuando el kan rechaza la propuesta de Temuyín para unir a sus hijos en matrimonio. Togril acaba uniéndose a Jamukha, temerosos del poder de  Temuyín y ansiosos de frenarlo en su ascensión al poder. Estalla una violenta guerra civil de la que Temuyín, hijo de Yesugei y bisnieto de Qabul Kan, emerge victorioso.

Jamukha es conducido frente a Temuyín, quien le ofrece la posibilidad de perdonarle la vida por haber sido hermanos de sangre durante su juventud, pero éste le contestó que como “solo existía un solo sol en el cielo, solo podía haber un Señor de la Tierra y le pidió que le diera una muerte noble, sin sangre” .

El futuro emperador cumplió el último deseo de su “anda” o hermano jurado y mandó que le rompieran la columna vertebral.

Tras estos acontecimientos muchos de los derrotados acabaron uniéndose a Temuyín, engrosando sus filas y  catapultándolo así a una de las mayores odiseas jamás emprendidas por ningún conquistador.

La ascensión

En el año 1206, se celebra una “juriltai” o asamblea mongola, a las orillas del río Onon, donde el joven Temuyín se deshace del nombre con el que había nacido y  acaba adoptando el de Gengis Kan (la palabra gengis significa océano, por lo que podría traducirse como “el océano que rodea todos los kanes, o algo así como kan de kanes o kan universal), proclamándose así emperador y uniendo a todos los clanes en una confederación que acabaría siendo conocida como el Imperio Mongol.

Desencadenando así una de las épocas más oscuras y sanguinarias de la humanidad.

gengis-kan
Estatua de Gengis Kan, erigida en honor de su 800 cumpleaños.

La aventura de los vikingos en Vinland

Son muchos los destinos que visitaron los antiguos escandinavos a lo largo de sus numerosas odiseas, innumerables las colonias que establecieron durante sus expediciones e incontables las riquezas que trajeron consigo de estos periplos de pillaje y descubrimiento. Varios de estos lugares nos resultan familiares, las colonias vikingas de Dublín, Normandía o Islandia resultan harto populares para aquellos que no se hayan versados en la materia.

Pero hoy os hablaré de un viaje que resultaba desconocido incluso para mí hasta hace pocos meses. Una aventura que muchos consideraban imposible para un atajo de “bárbaros” incivilizados, llegando incluso muchos eruditos a tacharlo de relato fantasioso e imaginario…

Groenlandia y Bjarni Herjólfsson

Nos encontramos apróximadamente en el año 1000  después de Cristo, en una de las múltiples colonias vikingas que Erik el Rojo estableció en Groenlandia  hacia el año 985. Ahí un mercader llamado Bjarni Herjólfsson clamaba haberse desplazado accidentalmente demasiado hacia el oeste. Su tripulación y él estipulaban haber partido desde Islandia hacia Groenlandia, pero por los caprichos de las corrientes marítimas y los fuertes vientos árticos habían arribado a una tierra de copiosas arboledas y colinas poco elevadas. La tripulación era de la opinión de que debían desembarcar, pero Bjarni habiendo oído de los abundantes glaciares que salpicaban la costa groenlandesa, convenció a sus hombres de que debían seguir adelante.Tras 4 días de incesante y tormentosa navegación a lo largo de la costa canadiense, Herjólfsson y sus marinos arribaron a Groenlandia, comunicándole a Leif Eriksson (hijo de Erik el rojo) el descubrimiento que habían hecho.

Partiendo de este hecho podemos concluir que Bjarni y sus hombres fueron los primeros europeos en avistar América.

Leif Eriksson parte hacia América

640px-Vinland-travel
Esta es la ruta que posiblemente recorrieron Leif Eriksson y sus hombres.

Armado de una férrea determinación y un enorme valor, Leif reunió a algunos de sus mejores hombres y se dispuso a hallar aquellas tierras que Bjarni le había descrito. Tras algunas jornadas de travesía, los vikingos desembarcaron en la Isla de Terranova, cerca de las zonas costeras que se encuentran alrededor del Golfo de San Lorenzo en lo que hoy se conoce como Nuevo Brunswick y Nueva Escocia, en la actual Canadá.

1280px-L'Anse_aux_Meadows,_recreated_long_house
Aquí podemos observar una de los asentamientos posteriormente reconstruidos en Vinland, en la actual L’Anse aux Meadows (Canadá).

Eriksson fundó junto a su hermano Thorvald, su hermana y su mujer la nueva colonia Leifbundir (en nórdico antiguo significa “las casas de Leif”)  y el territorio que hallaron fue denominado Vinland, que en nórdico antiguo significa “tierra de viñas” (ciertos eruditos opinan de que este nombre debía estimular a los colonos para que se asentasen en Vinland, a pesar de que no hubiese viñas en aquel nuevo continente, la idea de un viaje hacia lo desconocido no resultaba alentador para ningún colono, pero el hecho de que supuestamente fuese una región en la que fluía el vino resultaba tentador para cualquier pionero vikingo que se preciara) .

Las colonias de Vinland parecían de gran utilidad a primera vista y estaban motivadas por la escasez de recursos en su Groenlandia natal y la posibilidad de asentarse en una tierra nueva de abundantes rebaños y fértiles llanuras , pero desventajas como el frío glacial, la escasez de madera para la combustión o la ausencia de minerales tales como el hierro propiciaron la trágica caída de Leifbundir y los asentamientos circundantes. Sin olvidar que la costa de Terranova se hallaba a tres semanas de viaje de las colonias de Groenlandia y añadiendo el hecho de que sus mares solo eran navegables en verano debido a las fuertes tempestades y las extremas temperaturas que hacían acto de presencia durante el invierno.

Leif Eriksson supo ver la ventaja de esta colonia, estableciendo una base para pasar el invierno durante las largas expediciones por aquellas traicioneras aguas, el lugar era descrito como una pequeña aldea constituida por 8 edificios, capaces de albergar a 80 personas, el asentamiento contaba además con una carpintería y una forja, muy similar a las que se han hallado en Escandinavia y demás colonias repartidas por toda Europa.

De acuerdo con las sagas, Vinland rebosaba belleza y parecía contar con todas las características propias de una tierra prometida. Pero la ocupación de los antiguos nórdicos fue precaria, debido a un factor que los escandinavos no habían tenido en cuenta…

Ataque skraeling

Los motivos del abandono de Vinland fueron descritos por los mismos contemporáneos, aquella tierra era la morada de un pueblo hostil y sanguinario, que hostigó a la población vikinga durante años. Los colonos intentaron mantener relaciones comerciales con aquel pueblo amerindio, pero fue imposible debido a su animadversión y antipatía por parte de los indígenas.

Los ataques de estos pobladores se relatan pormenorizadamente  en las sagas. Al poco tiempo de asentarse, los pioneros recibieron una desagradable comitiva de bienvenida. Un grupo de 9 nativos, que los vikingos denominaban “skraelings”, (significa literalmente “hombres feos” en nórdico antiguo) se aproximó al campamento y estalló una violenta batalla. Los colonos se defendieron como pudieron, matando a 8 de esos atacantes, el noveno huyó , regresando días después en canoa acompañado por un grupo mayor de asaltantes. En la posterior lucha murieron personas de ambos bandos, incluyendo entre ellos a Thorvald Eriksson (hermano de Leif Eriksson y co-fundador de Leifbundir ).

vikings
Representación artística de un ataque skraeling a un asentamiento en Vinland.

A pesar de este inicio poco propicio en las relaciones diplomáticas, transcurrido algún tiempo fue posible establecer un comercio en el que se intercambiaban leche y tejidos nórdicos por pieles de animales locales. La paz entre ambos pueblos perduró algún tiempo, hasta que uno de los indios intentó robar un arma perteneciente a los escandinavos. Los vikingos reaccionaron violentamente, alzándose victoriosos en otra escaramuza contra aquel pueblo de algonquinos. Los nórdicos se percataron de que no sería tarea fácil residir en Vinland sin el apoyo militar adecuado, por lo que decidieron abandonar la joven colonia.

A pesar del abandono del asentamiento, los vikingos siguieron visitando América del Norte, sobre todo la región de Markland (ver mapa más arriba) para eventualmente recolectar madera y hierro, que seguía escaseando en su Groenlandia natal.

Resumiendo podemos concluir, de a que a pesar de que la colonización de Vinland fuera efímera y su desenlace trágico, podemos percatarnos de que estos sucesos representaron el primer contacto entre América y Europa, 500 años antes de la llegada de Cristóbal Colón a las Américas.

Cabe resaltar de que tanto Leif Eriksson como Cristóbal Colón presentaban una característica en común: Ninguno con ellos reparó jamás en que habían descubierto un nuevo continente, oculto hasta entonces por las dificultades la navegación y los obstáculos que implicaba el mantenimiento de la comida durante largas travesías transoceánicas.

1024px-Christian-krohg-leiv-eriksson
Una visión idealizada del descubrimiento de América por Leif Eriksson y sus hombres (Christian Krogh, 1893)

 

 

 

El papel de la mujer en la sociedad escandinava

Al escuchar la palabra “mujer” y “Edad Media” nuestro cerebro asocia rápidamente estos términos a una sociedad machista e inmisericorde que trataba a la mujer como mercancía o moneda de cambio para negocios o acuerdos familiares. No es que la sociedad escandinava fuera una utopía feminista pero difería en muchos aspectos de lo que nosotros imaginamos de una sociedad bárbara, insensible e incivilizada.

Los nórdicos contaban con un impecable sistema de leyes y unas tradiciones tan profundamente arraigadas que consiguieron portar a todo rincón navegable y tierra extraña que pudieran llegar a pisar. Además de una sensibilidad y un lado humano que los arqueólogos han empezado a desentrañar…

Todos podemos imaginar el típico arquetipo una mujer vikinga: Alta, de cabellos dorados, de ojos azules y rebosante de una valentía que en muchos casos podía igualar e incluso superar a la de su marido. En la antigua Escandinavia había muchos tipos de mujeres y algunas de ellas representaron un rol crucial en aquella belicosa sociedad de clanes y guerreros.

viking woman 1

La mujer soltera

Las mujeres solteras conocidas como maer o mey estaban blindadas a lo que concernía sus derechos de independencia, al alcanzar la mayoría de edad a los 20 años, una mujer libre escandinava podía estipular su propio lugar de residencia, además de poseer personalidad jurídica en todos los sentidos ante la ley. La única excepción a su notable independencia era el hecho de elegir pareja para el matrimonio, que era un asunto que concernía a toda la familia. Para las viudas se aplicaban los mismos derechos.

Las mujeres que no encontraban pareja y permanecían solteras adoptaron el nombre de ringkvinna o baugrygr (que en nórdico antiguo signfica “mujer del anillo” ¿irónico no? ). Al no contar con un marido que asumiera el rol como cabeza de familia, la ringkvinna contaba con el apoyo específico de la ley para desempeñar tareas que normalmente corresponderían a las del jefe de familia, tales como por ejemplo, el derecho a recibir y exigir compensaciones por la muerte de un familiar o reclamar una herencia. Si se casaba no obstante los derechos pasaban al esposo. Estos derechos se preservaron hasta después de la introducción del cristianismo, cuando lentamente fueron desapareciendo hasta que en el siglo XIII no quedó vestigio de aquella figura jurídica de mujer fuerte e independiente que podía ejercer tareas que normalmente se encontrarían atribuidas a un hombre.

La mujer casada

viking_woman_astrid_njalsdotter_by_thecasperart-d71o50p

El distintivo de la mujer casada y ama de casa en la sociedad vikinga era un manojo de llaves que portaba colgado del cinto. La mujer escandinava era la señora del interior de la casa y a menudo se hacía cargo del mantenimiento de la granja y el cuidado de los niños cuando su marido y sus hijos emprendían viajes en busca de saqueos o expediciones comerciales. Uno de los aspectos que resulta más notable de la mujer en la sociedad escandinava fue su reducido número debido al infanticidio selectivo de niñas en Escandinavia, lo que contribuyó a la expansión vikinga en gran medida, ya que al haber un número desmesurado de jóvenes varones que se lanzaban a la conquista y un limitado número de esposas potenciales, fueron muchos los que compitieron por una esposa y numerosos son los casos de hombres que en sus raids buscaban oportunidades para mejorar su matrimonio y asegurar un hogar propio e independencia. Uno de los aspectos que más llama la atención a los investigadores es el hecho que de que una gran cantidad de tesoros que los nórdicos hallaban en sus incursiones, fueron enterrados junto a sus esposas.

Un curioso ejemplo de esta adoración por la mujer es el hecho de que la posición social de un hombre pudiese depender de la categoría y fortuna de la esposa. Si una mujer se hallaba mal atendida, vistiera harapos y fuera tratada de manera ruin y tiránica, aquello podía afectar al estatus del hombre, degradándolo y situándolo a un estado de infamia y baja reputación.

Resumiendo podemos concluir con toda seguridad que la mujer, como en muchos casos durante nuestra sangrienta y paradójica historia, fue fuente de admiración e inspiración durante la Era Vikinga, llegando a protagonizar mitos y sagas tales como los de la valquiria, la skjaldmö o la poderosa Freya (diosa de la naturaleza y el amor ).

vikings_lagertha_3-P
Aquí podemos ver a la actriz Katherynn Winnick representando a la legendaria Lagertha en la serie Vikings, quien fue una skjaldmö de gran renombre.

Los nombres de mujeres tan célebres tales como Aslaug, Ladgerda o Aud la Sabia resuenan desde una época oscura y “aparentemente” incivilizada hasta nuestros días, trayendo consigo la imagen de una mujer valiente e independiente que no precisaba de la ayuda de ningún hombre a la hora de llevar su vida. Una representación que sorprende e infunde admiración, viniendo de lo que parecía un atajo de bárbaros insensibles y sin corazón que se afanaban únicamente en matar, saquear y saciar su sempiterna sed de sangre.

 

¡ Saludos del tabernero !

El viento del norte aúlla de forma gélida y el sueño del día concibe una noche de imperturbable y asfixiante penumbra, las criaturas del bosque vociferan en la distancia mientras que tu corazón se acelera, reflexionas sobre tu situación y concluyes que todo esta perdido hasta que divisas una tenue luz en la distancia…

¡ Bienvenido a la taberna de Snorri !

Un blog dedicado al estudio antropológico e histórico de nuestra paradójica y apasionante especie que fue concebido durante una aburrida y encapotada tarde de un húmedo y sofocante verano. Este blog busca la manera de desvelar la historia de forma amena y divertida, fomentado así el interés por nuestro trasfondo y tradiciones como especie.

Este blog se dirige a todo Homo sapiens cuya pasión por la historia crepite en lo más profundo de su ser y cuyo amor por la antropología y la arqueología anide en su corazón.

Sin más preámbulos doy por inaugurado este blog al que auguro un próspero y resplandeciente futuro 🙂

Vuestros comentarios y opiniones son bien recibidos ! 🙂

Antropología e Historia